Barra superior

Drop Down MenusCSS Drop Down MenuPure CSS Dropdown Menu

viernes, 31 de enero de 2014

¿Quién mató realmente a Aeris?



Vamos a analizar la escena de muerte más famosa de la historia de los videojuegos y a darle una vueltecilla para descubrir una curiosidad.




Lo primero que llama la atención al ver esa escena es el cinturón de Aeris. ¿Qué cinturón? Diréis...volved a ver el vídeo fijándoos en la cintura de la muchacha y veréis que tiene un cinturón que aparece y desaparece.

Bien, eso no era más que una curiosidad, pero ahora vamos a lo serio. Lo que REALMENTE llama la atención es la ausencia de sangre de la escena. Si han atravesado a Aeris de lado a lado, es casi imposible (aunque no improbable del todo) que no sangre al morir. Eso implica que ningún órgano o vena/arteria importante se ha visto afectado.






A la altura a la que se produce el empalamiento no hay ni corazón ni pulmones, órganos vitales donde los haya, pero si que podría haber afectado a riñones, hígado o estómago. Afortunadamente, la ausencia de sangre anuncia que no fue así. Otro órgano que se pudo ver afectado por tal estocada es la columna vertebral y la forma en la que queda el cuerpo tras el empalamiento demuestra que así fue. La flacidez con la que cae demuestra que su columna se ha visto afectada, dejándola probablemente paralizada de cintura para abajo, pero no para arriba.

¿Por qué pues se desploma Aeris? Bueno, una herida de tal calibre es probable que haga perder el conocimiento a cualquiera, pero como véis, la herida no es mortal.

¿Necesitáis más pruebas de la no mortalidad de esta herida? La siguiente escena lo demuestra:





¡El cuerpo de Aeris se hunde!

Como bien sabe todo el mundo, un cuerpo muerto flota en el agua. No seré tan cruel de poner una imagen de un cadáver. Esto sucede porque aún conserva oxígeno y, con el tiempo, cuando se llena de agua, ya se hunde, pero nunca inmediatamente. Lo que si se hunde rapidito es un cuerpo vivo, debido a la tensión de sus músculos y la entrada salida continua de aire. ¿Vosotros flotáis en la piscina si no hacéis nada? Exacto. Pues bien que se hunde cual piedra.

Ahora...¿Quiere decir esto que nuestra amada Aeris está viva? ¿Por qué no nadó para salvarse? Pensemos amigos, cuerpo inconsciente combinado con una buena dosis de parálisis.

Ahora, sabido esto repasemos lo que hemos aprendido paso a paso.

Sefirot empala a Aeris, milagrosamente cualquier órgano vital evita daños ya que no hay sangre. Pero le destroza la columna y la paraliza y deja inconsciente. Cloud, chico listo donde los haya, asume que ha fallecido y la deposita en el lago y se marcha mientras su cuerpo aún vivo se sumerge en las profundidades del lago.

Un momento...¿Cuerpo vivo, paralizado, incapaz de nadar? Pero eso quiere decir que....si, es aún peor de lo pensado.



Espacio para dramatismo....





Más espacio para dramatismo....



Si amigos, lo diremos bien clarito, es posible que el auténtico asesino de Aeris no fuera Sefitot en el altar con la espada enorme si no el mismisimo Cloud enterró viva a Aeris en agua asesinándola de forma inconsciente dándole una vuelta de tuerca más a la mayor tragedia de la historia de los videojuegos.


2 comentarios:

  1. Falta un pequeñísimo pero importante dato: En FINAL FANTASY los cadáveres desaparecen en muy poco rato, casi instantáneamente. Lo hemos visto desde el II de la NES. Y es lo que le pasa a Kadaj al final de Advent Children, incluso empieza a desvanecerse sin haber muerto definitivamente. Aerith no desapareció en ningún momento.

    ResponderEliminar
  2. Me ha dado risa al leer la entrada. Maldito Cloud psicópata ahogando a una jovenzuela indefensa y herida. Es un despiadado xDD Me ha hecho gracia pero es que en verdad, tiene toda la lógica del mundo. Creo que a más de uno le explota la cabeza de tanto pensar en esto como me va a pasar a mí.

    ResponderEliminar